Los 5 errores que no debes cometer eligiendo dominios

Los 5 errores que no debes cometer eligiendo dominios

Los dominios son un apartado fundamental en la creación de cualquier página web, por lo que debemos tener muchísimo cuidado con qué dominio contratamos, como con quién lo hacemos. Por culpa del desconocimiento, la gente se abarca en un proyecto web que no sabe gestionar, lo que conlleva a errores de base. A continuación, los 5 errores que no debéis cometer eligiendo dominios.

1.- Equivocarse de extensión

Cada extensión tiene una función, como un significado intrínseco, el cual guía al usuario sobre el contenido que se va a encontrar en la página web. Normalmente, los dominios globales y que se usan para comercializar, suelen ser dos:

  • .com o .net, en caso de que queramos dirigirnos a todo el planeta.
  • .es/.de/.fr/.mx… si queremos comercializar en un territorio solamente.

En caso de querer montar una tienda online, debemos acudir a alguno de éstos, de lo contrario estaremos cometiendo un grave error porque Google no nos posicionará correctamente, como el usuario no creerá que vendemos algo.

2.- Contratar con un mal proveedor

En la actualidad, existen proveedores de dominios muy famosos: GoDaddy, NameCheap y DonDominio, los más fiables. Se dedican exclusivamente al mundo de los dominios y tienen una fama que les sujeta. Si contratamos con un mal proveedor, los problemas empezarán a crearse sin ninguna necesidad.

3.- No fijarse en el precio de renovación

La gente suele fijarse en el precio que le cuesta el dominio al año, pero no lo que cuesta renovarlo al año siguiente. Muchas empresas hacen promociones de este tipo: “dominio .com por 4,99€/año”, pero en la letra pequeña no te ponen que si queremos renovarlo el año siguiente nos costará 25€/año.

Incluso, existen páginas que incrementan la cuota anual progresivamente con el paso de los años.

4.- Elegir un mal nombre

La elección de un nombre inadecuado puede venir de las siguientes maneras:

  • Difícil de pronunciar = difícil de memorizar.
  • Demasiado largo = difícil posicionamiento.
  • Números y símbolos = posicionamiento imposible, memorización imposible

5.- Contratar un hosting muy malo

En algunas empresas hacen promociones en las que podemos sacar un dominio + hosting por muy poco dinero. El problema aparece cuando el hosting es malísimo, como ocurre con GoDaddy o 1&1. Tened claro que un dominio sin un buen hosting no sirve de nada, así que contratad ambos productos por separado: el dominio en un proveedor de dominios, y el alojamiento en una empresa de hosting.

Cerrar menú